Álvaro
Ledo

Consultor y Asesor.

ÁLVARO LEDO; UN PROFESIONAL DEDICADO A LA INVESTIGACIÓN Y DOCENCIA

Ha realizado trabajo de docente ejerciendo como profesor de Derecho Público Económico en la ciudad de Caracas, en las universidades de Monteávila y la Católica Andrés Bello. Pertenece al equipo de Investigación del Instituto de Derecho Público de la Universidad Monteávila, siendo uno de los integrantes fundadores. Álvaro Ledo firma la autoría de varias publicaciones especializadas en economía de medio ambiente, hidrocarburos y protección de inversiones. Algunos de sus artículos con mayor relevancia y repercusión tratan temas como, arbitraje internacional: antecedentes y fuentes, protección de datos: derechos de acceso y limitaciones, responsabilidad social empresarial y el sector petrolero.

Soluciones innovadoras que desafían barreras para conseguir transformación comercial y éxito en los negocios

Álvaro Ledo consigue desafiar cualquier reto a través de sus servicios de consultoría, financiamiento de proyectos, protección de inversiones, análisis de viabilidad, arbitraje y planificación fiscal internacional. Su trabajo como asesor global está enfocado principalmente a los sectores de: energía y petróleo, sector público, tecnología, telecomunicaciones, seguros y servicios financieros, private equity, fusiones y adquisiciones y consumer goods and rentail.

Una avalada experiencia en estas áreas le lleva a alcanzar el máximo potencial en cada proyecto, por lo que ha trabajado con firmas de reconocimiento internacional participando en varios arbitrajes de los más representativos dentro de la industria petrolera a nivel mundial. Cabe destacar también diferentes trabajos como Asesor en procesos de Due Diligence en negociaciones de suministros minerales y de hidrocarburos, además de varios proyectos mineros.

ÁLVARO LEDO
ÁLVARO LEDO EN BUSCA DEL CONOCIMIENTO

FORMACIÓN INTERNACIONAL

Su formación académica se desarrolla principalmente en dos escenarios concretos que distan entre sí cerca de 7.000 km. Estas dos ciudades son Caracas y Madrid. En la primera realiza estudios de derecho en la Universidad Católica Andrés Bello, donde se gradúa con honores como abogado. Obtiene especialización en Derecho de los Hidrocarburos por la Universidad Monteávila. Su siguiente paso, a nivel formativo, lo da en Madrid en la Universidad CEU San Pablo donde cursa estudios de doctorado y resulta abogado Summa Cum Laude en Master en Derecho de los Negocios. Refuerza su aprendizaje con estudios de finanzas y economía energética en destacadas universidades venezolanas e internacionales. Su formación continua activa día a día porque su opinión es que “siempre se puede y se debe aprender algo nuevo, para trabajar por la excelencia”.

ASESORAMIENTO

EL PROCEDIMIENTO DE EVALUACIÓN DE IMPACTO AMBIENTAL ORDINARIA DE PROYECTOS ENERGÉTICOS

Este procedimiento específico se enmarca dentro del procedimiento administrativo más amplio dirigido a obtener de la administración competente (órgano sustantivo) la autorización que permita la realización del proyecto.

En la Unión Europea este procedimiento ambiental se encuentra regulado por la Directiva 2011/92/UE, de 13 de diciembre, de evaluación de las repercusiones de determinados proyectos públicos y privados sobre el medio ambiente, que en España ha sido transpuesta por la Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental.

Esta Ley, se aplica en todo el territorio del Estado, sin perjuicio de que las comunidades autónomas puedan dictar normas adicionales de protección, que solo regirán en el territorio autonómico concreto. En función del proyecto a desarrollar se tramitará un procedimiento de evaluación de impacto ambiental ordinario o simplificado.

Están sujetos a evaluación de impacto ambiental ordinaria los proyectos que tengan por objeto refinerías de petróleo bruto, instalaciones de gasificación y de licuefacción de, al menos, 500 toneladas de carbón o de pizarra bituminosa al día; centrales térmicas de una potencia de, al menos, 300 MW; centrales nucleares cuya potencia máxima no supere 1 kW de carga térmica continua; instalaciones para el almacenamiento de petróleo o productos petroquímicos o químicos con una capacidad de, al menos, 200.000 toneladas; parques eólicos que tengan 50 o más aerogeneradores; etc.

El procedimiento simplificado se reserva para algunos de los proyectos anteriores cuando no alcancen los umbrales indicados, así como para otros proyectos, como las instalaciones para la producción de energía hidroeléctrica o el almacenamiento subterráneo de gases combustibles.

Antes del inicio formal del procedimiento de evaluación de impacto ambiental ordinario, el promotor podrá solicitar que el órgano ambiental elabore un documento en el que se determine el alcance que el promotor deberá dar al Estudio de Impacto Ambiental que debe realizar.

En líneas generales, el Estudio de Impacto Ambiental deberá contener una descripción general del proyecto con las previsiones sobre la utilización del suelo y de otros recursos naturales; estimación de los tipos y cantidades de residuos vertidos y emisiones de materia o energía resultantes; estudio de las alternativas del proyecto; evaluación de los efectos previsibles directos o indirectos, acumulativos y sinérgicos sobre la población, la salud humana, la flora, la fauna, la biodiversidad, la geodiversidad, el suelo, el subsuelo, el aire, el agua, los factores climáticos, el cambio climático, el paisaje, los bienes materiales, incluido el patrimonio cultural, y la interacción entre todos los factores mencionados, durante las fases de ejecución, explotación y en su caso durante la demolición o abandono del proyecto.

También ha de contener las medidas que permitan prevenir, corregir y, en su caso, compensar los efectos adversos sobre el medioambiente, un programa de vigilancia ambiental y un resumen del estudio y de las conclusiones en términos fácilmente comprensibles.

El órgano sustantivo, dentro del procedimiento para la autorización del proyecto, realizará, con carácter obligatorio, los trámites de información pública y de consultas a las Administraciones públicas que puedan verse afectadas por el proyecto y a las personas interesadas, que podrán emitir informes y formular las alegaciones u observaciones que estimen oportunos.

Efectuado lo anterior, el promotor presentará ante el órgano sustantivo, junto con la documentación exigida por la legislación sectorial correspondiente, una solicitud de inicio de la evaluación de impacto ambiental ordinaria, acompañada de un documento técnico del proyecto, el estudio de impacto ambiental, las alegaciones e informes recibidos en los trámites de información pública y de consultas a las Administraciones públicas afectadas y a las personas interesadas y en su caso, las observaciones que el órgano sustantivo estime oportunas. La documentación anterior será remitida por el órgano sustantivo al órgano ambiental, que realizará un análisis técnico del expediente de impacto ambiental, evaluando los efectos ambientales del proyecto y una vez finalizado éste, formulará declaración de impacto ambiental. La declaración de impacto ambiental, que podrá ser favorable a la realización del proyecto o desfavorable, tendrá la naturaleza de informe preceptivo y determinante, y en caso positivo establecerá las condiciones en las que puede desarrollarse el proyecto, fijando las medidas correctoras y compensatorias que han de ser observadas por el promotor. La declaración de impacto ambiental no podrá ser objeto de recurso, lo que determina que su impugnación deba hacerse a través de la impugnación del acto administrativo que se dicte autorizando o denegando el proyecto energético.

LA EXCELENCIA COMO META

Álvaro Ledo se impone como meta en todos sus proyectos “La Excelencia”. Para alcanzar este objetivo su metodología de trabajo pasa por la Innovación para la identificación de oportunidades y alternativas, dedicación para identificar y desarrollar estrategias, Trabajo conjunto con el cliente para maximizar su empresa, Alentar e inspirar para adoptar decisiones ganadoras, Resultado destinado a lograr un crecimiento sólido gracias a unos planes de actuación correctos.

Siempre se puede mejorar el potencial y rendimiento para alcanzar el éxito ¡contáctame!